Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 166 de Junio de 2003

 
 

¡POR UNA INTERNACIONAL COMUNISTA
(MARXISTA-LENINISTA)!

En su guerra contra la burguesía el ejército mundial del proletariado requiere de un estado mayor comunista marxista-leninista internacional.
La III Internacional, la Internacional Comunista, organización mundial verdaderamente consecuente con el marxismo-leninismo que se entregó a impulsar la revolución proletaria por todos los confines del planeta, fue disuelta al calor de los acontecimientos internacionales. Algunos de ellos, como el crecimiento de los partidos comunistas, su influencia entre las masas obreras y populares y su asimilación de la teoría y práctica revolucionaria; el despliegue del movimiento revolucionario del proletariado; la necesidad de que los partidos comunistas aterrizaran con más concreción sus programas y su táctica; los impedimentos organizativos para que la Internacional Comunista dirigiera todos las aspectos de la lucha de los partidos comunistas, la clase obrera y los pueblos del mundo; la enorme influencia que ejercía entre el proletariado mundial y los pueblos, la Gran Revolución Socialista de Octubre, la construcción del socialismo en la URSS; pero también las fuertes provocaciones imperialistas con respecto a los “objetivos siniestros de Moscú”, que falsificaban la naturaleza del comunismo como fenómeno “exterior y extraño”, para aislar a los partidos comunistas de las masas con el argumento de que eran “agencias de Moscú”; se evaluó, que la Internacional debía ser disuelta. Esto ocurrió en el año de 1943, con el consenso de todos los partidos comunistas, cuando en el mundo al terminar la II Guerra Mundial existían ya 20 millones de comunistas.
Haber tomado tal determinación así, resultó ser correcto, puesto que en los siguientes años, el movimiento comunista internacional ensanchó sus fuerzas, surgieron las democracias populares, los frentes de masas acrecentaron su actividad revolucionaria y los partidos comunistas ganaban fuerte influencia por todo el mundo, pero después de Estas importantes victorias, se frustraron las esperanzas cuando la contrarrevolución internacional del revisionismo se hizo del poder en los países socialistas y en los partidos comunistas de los países capitalistas.
En las actuales condiciones internacionales, de nueva cuenta se hace indispensable la organización internacional de los marxista-leninistas para impulsar la unidad, y la cohesión de los partidos comunistas, para dar combate a la ofensiva internacional del capitalismo, para afrontar las tareas internacionales del proletariado. Por nuestros días, corre por el mundo un importante esfuerzo de unidad y coordinación que va perfilándose como continuación de la línea revolucionaria de Marx, Engels, Lenin y Stalin: la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas, para la fraternidad de la clase obrera.
¿Cómo se mantuvo el movimiento comunista internacional durante los años del revisionismo en el poder y la ofensiva anticomunista? En los momentos de la más grande confusión mundial y crisis que se creó en el seno del movimiento comunista internacional, Enver Hoxha, el PTA, algunos pequeños partidos y organizaciones marxista-leninistas dieron una lucha sin tregua al revisionismo y al imperialismo, lucha que fue clave para que las fuerzas comunistas no quedaran en la más completa oscuridad con respecto a las perspectivas de la revolución proletaria. De esta manera, en el proceso de descomposición de los partidos comunistas conversos al revisionismo y la decadencia de los países socialrevisionistas y de la URSS socialimperialista, hasta su completa caída, pequeños contingentes comunistas mantuvieran dignamente las banderas de la revolución, cumpliendo una importantísima tarea.
Ahora, toca poner en el horizonte, puesto que las circunstancias actuales del desarrollo del capitalismo y la situación de la clase obrera lo exigen, la necesidad de la construcción de la Internacional Comunista Marxista-Leninista.
El imperialismo ha reforzado su dominio mundial sobre los pueblos, el capital tiende nuevas redes en su reproducción internacional y la explotación de éstos se agrava día con día, en medio de la confusión y el diversionismo ideológico de los revisionistas, socialdemócratas y los burgueses. Las instituciones internacionales del imperialismo, las superpotencias, los monopolios internacionales, la oligarquía financiera se han enseñoreado sobre el mundo, esta cuestión, y propiamente las tareas de la revolución mundial del proletariado exigen la actuación de una organización internacional que sirva como el destacamento organizado de los comunistas y de la clase obrera.
En el cumplimiento de esta tarea, debemos tener claro que la creación de la Internacional Comunista Marxista Leninista será para hacer realidad los objetivos históricos de la clase de los proletarios. En la formación y consolidación de tal organización, los partidos y organizaciones marxista-leninistas necesitamos:
1. Comprender los rasgos específicos del desarrollo actual del capitalismo imperialista. Las contradicciones fundamentales del sistema económico, su desarrollo actual, su lugar en la historia y la vigencia de la revolución proletaria.
2. Conocer las condiciones actuales de la clase obrera internacional y las tareas revolucionarias para incorporarla de manera conciente como sepulturera del capitalismo.
3. Retroalimentar la experiencia histórica del movimiento comunista internacional a la luz de la realidad actual y en función a nuestro programa estratégico.
4. Enriquecer el marxismo-leninismo en todos sus aspectos, y desarrollarlo a nuevos peldaños del conocimiento científico y social-científico.
5. Afirmar la estrategia y la táctica comunista como vigente y válida para la lucha de clases del proletariado y masas populares.
6. Desarrollar la teoría y la práctica leninista en materia de organización en nuestros partidos y en el plano de la organización internacional.
7. Robustecer el trabajo de cada partido y organización m-l al seno de la clase obrera y el resto de las masas, proyectando la organización internacional, su papel que juega, su influencia y su autoridad.
8. Contribuir a la creación de nuevos partidos comunistas marxista-leninista en los países en que aún no existen.
9. Imbuir en el proletariado internacional la perspectiva revolucionaria de la lucha de clases bajo el entendido que todo el orden social existente solo puede ser derrotado por la violencia revolucionaria de las masas.
10. Combatir tenazmente al oportunismo, la socialdemocracia y el revisionismo, desenmascarando su naturaleza de clase.
11. Desenmascarar el carácter reaccionario de las viejas y modernas ideas burguesas que tienden por todos los medios a perpetuar el capitalismo.
12. Explicar a las masas el contenido revolucionario de nuestros principios, nuestra táctica y estrategia. El papel del partido, el carácter de la democracia proletaria, la dictadura del proletariado, la lucha antiimperialista de liberación nacional, la renuncia a todas las formas de nacionalismo burgués y pequeño burgués, la táctica del frente de masas, el papel de los sindicatos revolucionarios, la lucha por derechos democráticos, el lugar de la lucha reivindicativa, etc., son cuestiones que nuevamente deben ser retomadas firmemente por las masas del mundo para el combate revolucionario en la perspectiva socialista y comunista.

La creación de una Internacional Comunista bajo estas cuestiones cobra una importancia de primer orden en el plano internacional, esta alianza internacional de los comunistas es un imperativo puesto por los más altos intereses de la clase obrera. La esencia internacional del movimiento de la clase obrera, es decir, su contenido universal, plantea que su organización avance a las esferas internacionales, aún cuando sus luchas concretas adquieran una forma nacional. Aunque, en este sentido, bajo las manifestaciones del dominio imperialista, debemos dar paso a la creación a una táctica común.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 167

¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.