Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 165 Abril de 2003

 
 

La CNTE una fuerza vigente

 

 

Los días 24 y 25 de febrero del presente año, se realizó en ciudad Netzahualcóyotl, Estado de México el primer Congreso Nacional Extraordinario de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); de la importancia de este evento, hablan no nada mas sus resultados, sino la propia actitud del enemigo, puesto que Elba Esther Gordillo vía gobierno del estado de México, pretendió boicotear el congreso, política que fue derrotada gracias a la capacidad organizativa de la sección sede y la solidaridad de organizaciones populares locales.

El primer Congreso Nacional Extraordinario se realizó en un contexto internacional de guerra, en donde el imperialismo estadounidense pretende avanzar su política de sumisión de los demás pueblos y si hoy mantienen discrepancias internas con las otras potencias es por que se dañan sus intereses particulares; de ahí que las contradicciones imperialistas se diluirán cuando se pongan de acuerdo en las zonas de influencia, que les permitan hacerse de los recursos tan vitales para la industria como el petróleo, gas, uranio, agua, etc.

En el plano nacional la CNTE se enfrenta una vez mas a una política de estado que pretende destruir al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)y en donde Elba Esther Gordillo y el charrismo siguen siendo un instrumento de control de los trabajadores que le permiten en lo educativo implementar planes regresivos a las conquistas históricas de los maestros. A eso obedece el planteamiento de la municipalización, la descentralización educativa el compromiso social para la elevación de la calidad de la educación y últimamente la alianza de Elba Esther Gordillo con Martha Sahagún y la fundación Vamos México que implica, en la vía de los hechos, la privatización de la educación y el control ideológico y político hacia la ultraderecha y su propósito. Para esto el charrismo necesitaba cambiar de ropaje y bajo la mascara de su pretendida reforma estatutaria, estrenan traje a la medida de los designios del capital y sus nuevos amos. El charrismo pretende reformular su visión de sindicalismo para mantener el corporativismo. Los trabajadores nunca debemos esperar nada nuevo de nuestros verdugos.

En este marco nacional e internacional, debemos ubicar lo que el Primer Congreso Nacional Extraordinario de la CNTE aporta a la lucha de clases en México. He aquí algunas valoraciones.

Por principio de cuentas es importante reconocer que a lo largo del evento, los 339 delegados asistentes estuvimos lejos de visiones rupturitas que prevalecieron en el pasado como tampoco se dieron las exclusiones o autoexclusiones; Asimismo no hubo lugar a la sobrerepresentación de algunas secciones, vicio que había arrastrado la CNTE en sus últimos eventos. El número de delegados de cada contingente correspondió al nivel de movilización de los mismos, según los propios principios organizativos de la CNTE. Algo que debe resaltarse es que se mantuvo un buen nivel en la discusión, si bien es cierto que en algunos temas faltó profundizar la lucha ideológica, el debate estuvo lejos de la confrontación estéril y la descalificación, permeando siempre la voluntad de mantener la unidad política al seno del evento.

Por lo que respecta a los Resolutivos, el tema relacionado con la Situación Actual Internacional y Nacional de la Mesa 1,destaca la ubicación de la crisis económica mundial, la polarización social que mantiene en extrema pobreza a millones de personas y las crecientes resistencias populares antiimperialistas, si bien faltó caracterizar la inminente guerra de rapiña de los E.U. contra Irak, se le señala como parte de la estrategia integral del imperialismo estadounidense para implantar su dominio absoluto en el plano económico, político, militar e ideológico. Asimismo, se señala a la guerra y los diversos planes como son: Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el Plan Puebla Panamá, el Acuerdo de Libre Comercio de América, entre otros, como parte de los proyectos del imperialismo Norteamericano para mantener su control y hegemonía en América latina. Es obvio que en esta mesa se observan serias limitaciones en el terreno de las propuestas y alternativas, que nos permitan hermanar las luchas nacionales en la orientación del Internacionalismo Proletario, por lo que consideramos que la discusión en este terreno no ha concluido. En la situación actual nacional, es necesario señalar que hizo falta ubicar el nivel de resistencia de los explotados en los distintos sectores, las dificultades para consolidar los proyectos frentistas y sobre todo, valorar con perspectiva histórica la lucha de la CNTE en estos momentos. El debate se mantiene.

Contrario a lo que muchos proyectaban, no fue en la Mesa 2 donde se diera un fuerte debate pues en el tema de Reforma Estatutaria, hubo consenso en torno a un Plan que permita romper el Quinto Congreso Nacional Extraordinario promovido por los charros del CEN del SNTE, con acciones políticas en el lugar del congreso, que eleven el nivel de confrontación política contra el charrismo, con la no asistencia al interior del evento y con la tarea de dar a conocer nuestras propuestas al magisterio nacional. Quedó claro en esta mesa, que la gran tarea de dotarnos de unos Estatutos clasistas, es un proceso de largo plazo, con etapas que permitan la más amplia participación de las bases y que en este sentido, nuestro Primer Congreso Nacional Extraordinario solo definió las bases generales para que un equipo de compañeros inicie la construcción del Proyecto. En terreno de la caracterización política de la Reforma Estatutaria promovida por los charros, se rebaso el planteamiento de algunos contingentes que solo veían el fenómeno como un mero reposicionamiento de Elba Esther Gordillo para ubicar la reforma charra como una reformulación del sindicalismo corporativo para adecuarlo a los intereses de “la actual globalización que sirve a la política imperialista”, donde se pretende, entre otras muchas cosas, cercenar el sentido asambleísta del sindicalismo revolucionario y así continuar la “política destructora de los sindicatos como arma de lucha de los trabajadores”

Con relación a la critica a la Política Educativa y Laboral Neoliberal, tema de la Mesa 3, solamente señalaremos, que la reflexión desarrollada, debe bajar a las bases, para que se genere la conciencia necesaria en relación a la ofensiva que la ultraderecha despliega contra la educación pública y sus logros históricos, producto de las luchas del pueblo trabajador; Para esta ofensiva desde las aulas y la lucha callejera, es otro de los tantos retos que la CNTE tiene.

En donde el debate se tornó álgido pero sin llegar al rompimiento, fue en la Mesa 4, con el tema de La Estrategia y Táctica para la Democratización del SNTE y Proyecto de Crecimiento de la CNTE. Y no era para menos pues la propuesta de Comité Ejecutivo Nacional Democrático de la Sección XVIII y apoyada por las Secciones XIV de Guerrero y XXXIV de Zacatecas, entre otras, en realidad constituye un viraje táctico para la CNTE; Sin descalificar esta propuesta, se reconoce que a nivel estatal ha servido para mantener la lucha en algunos contingentes, pues con la movilización, ha sido posible mantener ciertos niveles de gestoría con los gobiernos locales, sin embargo, no se aceptó que mecánicamente esta experiencia local se traslade al plano nacional, se concluyó en la necesidad de crear condiciones como la de iniciar un proceso de discusión y valoración en los contingentes al respecto, sin descartar la necesaria consulta a las bases, a partir de un documento que arroje reflexiones sobre las limitaciones y ventajas de la propuesta.

En el mismo tema anterior, otra definición importante es la de reconocer la necesidad de construir la instancia de Dirección Nacional de la CNTE y que pasa necesariamente en estos, momentos por el fortalecimiento de la Comisión Permanente y la Instancia de Coordinación Nacional. Un rasgo central de dicha Dirección Nacional debe ser su carácter revolucionario, pues esto contribuiría a imprimirle el sello clasista que debe fortalecerse en la CNTE, dejando esto de ser mera aspiración para convertirse en un compromiso serio de quienes aspiramos a la transformación revolucionaria de este país.

Por lo que toca al problema de la construcción de la unidad de los diversos sectores en lucha, si bien constituyó un avance haber formulado los Ejes de la Plataforma de lo que podría ser una Gran Convergencia Nacional, la gran dificultad radica en lograr tejer la unidad en la acción de los distintos proyectos frentistas, pues se han logrado imponer los prejuicios e intereses inmediatistas perdiéndose la perspectiva revolucionaria, vaya de ejemplo el Frente Nacional en Defensa de la Soberanía y los Derechos de los Pueblos, pues además de no generar consenso su visión socialdemócrata de “defensa de la soberanía”, nace bajo el prejuicio de algunos sectores de estar ligado a la sección XVIII, de ahí que para este gran reto, debe mantenerse la discusión sobre la viabilidad de dicho frente sin renunciar al trabajo de seguir impulsando la Convergencia Nacional de Oposición Popular al Régimen pues solo así rebasaremos las visiones estrechas de la lucha.

En el tema relacionado con el Plan de Acción que emanó del Primer Congreso Nacional Extraordinario, de manera autocrítica tenemos que reconocer que no es un Plan que coloque a la CNTE en la ofensiva contra el charrismo ya que la marcha del 18 de marzo, pasando por la caravana político-cultural, la marcha del Primero de Mayo así como el Plantón Nacional que inicia el Primero de Mayo son acciones eminentemente representativas y solo se contempla la marcha del 15 de Mayo como una acción masiva. Todo esto, tiene que reconocerse, obedece a las condiciones reales que tiene cada contingente, por lo que debemos estar preparados para:

A) Con la fuerza acumulada, enfocar las baterías en la capital para desplegar dicha fuerza hacia los centros para que redimensionen la lucha política de la CNTE.

B) La negociación debe mantener un carácter nacional, bajar la guardia en este aspecto significaría la dispersión de los esfuerzos y seremos más vulnerables frente al Estado.

C) La no-contemplación de acciones de fondo debe mantenernos alertas, sobre todo en los contingentes de mayor peso, para revalorar su impulso.

La caravana político cultural programada, contrario a la descalificación que ha recibido de visiones sectarias, es una experiencia que nos puede permitir un trabajo de penetración, agitación, propagandización y organización en los lugares por donde vaya pasando, todo esto tiene como condición necesaria que las distintas comisiones cumplan responsablemente, de lo contrario se habrá hecho un desgaste irresponsable en recursos.

Dentro de las valoraciones finales sobre este histórico Primer Congreso Nacional Extraordinario de la CNTE, diremos que el evento confirmó que la Coordinadora es una fuerza vigente que el gobierno no ha logrado destruir y que se mantiene como un referente importante en la lucha de clases en nuestro país y que quienes pugnamos por un cambio radical del mismo, debemos trabajar por fortalecer al polo de la izquierda revolucionaria para que trabaje por una CNTE de masas, combativa y verdaderamente clasista y no solo de discurso.

Marzo del 2003.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 165


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE !

vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.