Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 168 julio de 2003

 
 
Por estos días

 

Farsa y comedia electoral burguesa

El domingo 13 de julio del 2003, a las 22 horas con 42 minutos, había concluido el conteo final del IFE, de las elecciones intermedias federales para elegir 300 diputados de mayoría y 200 de representación proporcional o plurinominales que integrarán la nueva LIX Legislatura a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.
Según información proporcionada por el IFE, los analistas políticos y los partidos contendientes, los votos emitidos este 6 de julio, fueron los más caros en toda la historia electoral del país. De un universo aproximado de 65 millones de electores votaron 26 millones 968 mil 371 (41.68%) y no votaron aproximadamente 38 millones de ciudadanos empadronados (58.32 %).
La LIX Legislatura a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión se conformará de 500 diputados, 300 de los distritos electorales federales y 200 por representación proporcional, quedando el PRI con 224, el PAN con 153, el PRD con 95 ó 96, el PVEM con 17, el PT con 5 ó 6 y Convergencia con 5. Si es que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no cambia cualitativamente la correlación de los votos emitidos para cada partido político al resolver las impugnaciones que se presentaron a este proceso electoral. Por otro lado, el PAS, el PMP, FC, el PSN y el PLM, perdieron su registro por no obtener, cada uno, el 2.0% de la votación total contabilizada.
No hay que olvidar, que estas elecciones federales intermedias, estuvieron acompañadas en algunos estados y el Distrito Federal, por elecciones locales para elegir gobernadores, presidentes municipales, diputados locales, jefes delegacionales y diputados a la Asamblea Legislativa, según fuera el caso, lo que influyó para levantar un poco más el número de votantes, sin embargo tampoco lograron disminuir el abultado abstencionismo que en algunos distritos, como en Baja California y Guerrero rebasó el 70%.

EL GRITO DEL SILENCIO: ¡¡CUIDADO CON QUERER GOBERNAR EN NUESTRO NOMBRE!!

Tan pronto como empezaron a fluir los números del Programa de Resultados Electorales Previos (PREP) y de las “encuestas de salida”, los conductores de noticias de los principales medios de comunicación electrónicos, algunos politólogos y analistas, intentaron penetrar en las entrañas del 6 de julio, hicieron, hacen y seguirán haciendo, lecturas sesgadas de este fenómeno electoral, para ellos, no hay otra democracia que la democracia burguesa y cuando ésta falla para la legitimación de la opresión política y la explotación del trabajo asalariado, inmediatamente ponen el grito en el cielo. Se espantan que farsa y comedia electoral quede desnuda de su aureola institucional y se nos presente tal cual es, un mecanismo (de cada 3 y/o 6 años) que sólo sirve para elegir a quienes habrán de garantizar la sacrosanta propiedad privada sobre los medios de producción, la explotación del proletariado y los campesinos pobres.

Esas mismas declaraciones y lecturas protagonizaron los principales paleros de la burguesía mexicana y el imperialismo: Roberto Madrazo Pintado, presidente del PRI; Luis Felipe Bravo Mena, presidente del PAN; Rosario Robles Berlanga, presidenta del PRD; El “Niño Verde”, del PVEM; Alberto Anaya, presidente del PT y Dante Delgado Rannauro, presidente de Convergencia. Todos, de manera demagógica, supuestamente autocriticándose, llorando por que el 6 de julio les reventó a cada cual sus planes particulares y los obliga, como ellos dicen, a buscar acuerdos y consensos “por el bien del país”, en realidad por el bien de los ricos y por el bien de sus instituciones y su democracia burguesa.

Roberto Madrazo, en plena euforia a pesar de que su partido perdió millones de votos, habla incluso de preparar el retorno del PRI a Los Pinos, en continuidad a su campaña por la Presidencia, agradece los votos recibidos que le permiten aumentar el número de levanta-dedos en la cámara baja, pero ¡jamás nuestro pueblo ha de olvidar todo lo que su partido ha hecho en su contra!; Rosario Robles, aparentemente emocionada dice que su partido, es el único que realmente creció en estas elecciones ¿acaso se le ha olvidado que también su partido ha perdido millones de votos, ella dijo que si no obtenía el 20% de la votación iba a renunciar a la dirección del PRD y que con sangre firmaría este compromiso. Situación que no ha cumplido, el PRD es una maquinaria de reconversión de priistas y panistas arrepentidos como Manuel Camacho Solis, Socorro Díaz, o Guadalupe Morales, etc, etc. Por cierto algunos de clara estirpe salinista. Bravo Mena, más cauto y avergonzado casi al borde del llanto se quejaba contra los otros, desmarcaba al Presidente, daba la espalda a la situación económica del país y proponía dejar atrás el 6 de julio y a apresurar el paso para ponerse de acuerdo en las contrarreformas estructurales que reclaman los ricos, que no el país y/o el pueblo. El “Niño Verde”, Alberto Anaya y Dante Delgado sólo interesados en quedar bien con los otros 3 partidos mayores para sobrevivir en la turbulencia social de las aguas que están por venir y acomodarse al mejor postor en la política de alianzas contra nuestro pueblo.

El Presidente y su esposa, de manera más inteligente (sobre todo ella), han hecho la misma lectura sesgada, han puesto énfasis en los acuerdos, los consensos y los compromisos compartidos, creen que ese fue el mandato del 6 de julio, llaman a cerrar filas a toda la clase política alrededor de un programa burgués proimperialista que cierre el paso para que este 6 de julio no se convierta en un mayor descalabro y descrédito de la institucionalidad burguesa.

La alta jerarquía católica criticona pero espantada de que sus amenazas de castigar como pecadores a quienes no fueran a votar (¿por el PAN?), no surtió los efectos deseados. Si ya de por sí la religión es la crítica de este valle de lágrimas y ofrece como salvación del hombre un lugar en la ciudad de Dios, puesto que no puede ofrecerle la felicidad en la vida terrenal, con el abstencionismo, de alguna manera, se abona contra la crítica religiosa y se crean condiciones para combatir a fondo contra el opio de los pueblos.

¿Y la oligarquía financiera? Ellos muy contentos, aunque se desgasten sus instituciones políticas, su sistema económico y social permanece intacto, están garantizadas sus ganancias y pueden escoger qué partido o partidos de los existentes u otro nuevo les prolongue su dictadura sobre la clase obrera y las amplias masas populares a tal grado que ya en Estados Unidos, en Japón y en la Comunidad Económica Europea, no ven con malos ojos al “pejelagarto” Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como proceso de recambio frente al desprestigio del PRI y el PAN. Los ricos saben perfectamente que otro oligarca, rico como ellos, está detrás de la popularidad del peje: Los millones y millones del capital Señor de dinero Don Carlos Slim quien mantiene una alianza estratégica, dándole el triunfo a AMLO en el D.F. y de rebote al PRD, pues casi el 50% de sus diputados los obtuvo de esta alianza estratégica. Lo que no quiere decir que Slim, sólo le haya apostado al PRD. El capital como el trabajo asalariado, generan (y degeneran) aparentemente, incomprensibles relaciones de producción y de relaciones políticas. Por ejemplo, en las buenas épocas del PRI, un buen número de curules y espacios de representación popular eran ocupadas por dirigentes obreros traidores a su clase y dirigentes vende-campesinos, hoy ni siquiera el PRD los quiere en sus listas auque fueran de “izquierda reformista”. Está claro cada día que la oligarquía manda y gobierna, pues prominentes empresarios han puesto manos a la obra para convertirse en políticos como en Nuevo León y Sonora por, ejemplo.

Hay que destacar que el abstencionismo, no nació este 6 de julio. Tiene un largo andar y sus características cualitativas se van constituyendo en una energía latente que anida el germen de la revolución proletaria, se está convirtiendo en un campo fértil para el desarrollo de la agitación, la propaganda y la organización revolucionaria marxista-leninista. Ahí está San Salvador Atenco, Estado de México; las comunidades y municipios autónomos zapatistas, en Chiapas; las comunidades de Garrapatas, municipio de Acapulco, de Tlaquiltzingo, municipio de Tlapa de Comonfort y Huehuetepec, municipio de Atlamajalcingo del Monte, Guerrero, donde de manera intuitiva y conciente se organizaron para no votar y no permitir las elecciones burguesas. Los 16 mil votos que se emitieron para candidatos no registrados, incluso algunos analistas plantean que de los casi 38 millones de abstencionistas, 8 millones por lo menos, “actuaron con plena conciencia deliberada”. Cierto es que desde que empezaron los preparativos de este 6 de julio, millones de obreros y campesinos, colonos, amas de casa, jóvenes, pequeños productores de mercancías, es decir hombres y mujeres de las capas populares, miraron (muchos desde la pantalla chica) el circo y la comedia de el registro de los nuevos partidos, las alianzas y peleas internas de las pandillas de cada partido para poner sus candidatos, las campañas-mercadotécnicas, muchas encuestas; nada de propuestas, y sobre todo nada de compromisos con el pueblo. Así el 6 de julio se convirtió en poco KRATOS (Gobierno) que se aleja cada día más y más del inmenso DEMOS (pueblo). Los millones de abstencionistas, algunos concientes y otros de manera intuitiva, este 6 de julio no quisieron convertirse en cómplices de la farsa; quisieron mantener su condición material de obreros, de campesinos o de pequeños productores arruinados por la marginación que los deja el desarrollo del capitalismo.

Mucho menos ahora, ninguno de los nuevos 500 diputados federales puede hablar o votar en nuestro nombre. Por Ningún medio debemos permitir que el Congreso de la Unión nos imponga reformas que vayan en nuestra contra como pueblo trabajador. Los dirigentes de las fracciones parlamentarias Elba Esther Gordillo, Francisco Barrios Terrazas, Pablo Gómez, Jorge Antonio Kawahgi, no tienen derecho de hablar como representantes de México. Todo aquél que hable a nombre de alguna fracción parlamentaria, en alianza con otro partido político o de manera individual; no representarán los intereses del pueblo trabajador ¡¡No debemos permitir que decidan por nosotros!!

En las elecciones locales que están por venir en lo que resta del 2003 y del 2004, en la selección de los nuevos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los nuevos Consejeros del IFE, la clase política burguesa y todas sus instituciones en bancarrota, querrán recuperarse del descalabro del 6 de julio, buscarán maquillar su caída estrepitosa. Nuestra obligación es no darles cuartel.

Nuestro camino, el camino de la clase obrera, de los campesinos pobres y de las amplias masas populares, está en la movilización combativa, conciente y organizada que avance hacia la instauración de un Gobierno Provisional Revolucionario que convoque a una Gran Asamblea Nacional Constituyente Democrática y Popular hacia el establecimiento de la República Popular Socialista de México y la construcción del socialismo bajo la dictadura revolucionaria del proletariado.

...Así están las cosas por estos días.

 

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 168


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletaria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.