Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 166 de mayo 2003

 
 

 

Colonia del Frente Popular
Revolucionario en Chilpancingo

 

 

Antes de la jornada de lucha del Frente Popular Revolucionario en Guerrero, se tuvo contacto con personas de una colonia nueva. Al establecer la relación manifestaron su disposición de acercarse, conocer las posiciones políticas y las formas organizativas del FPR, a final se acordó su constitución como Comité de Lucha (instancia de participación que se vincula con las masas de obreros, campesinos y demás sectores populares para la solución de sus demandas inmediatas e incorporarlas a través de la educación y movilización política a la transformación revolucionaria de la sociedad capitalista en que vivimos).
En la Jornada que inició 24 de febrero, los integrantes de la Colonia se incorporaron al plantón del FPR en la explanada del zócalo de Chilpancingo. En entrevista con el Presidente Municipal, éste comprometió a intervenir para un acercamiento con los propietarios pero también le entregamos al gobierno del estado de la solicitud de expropiación del predio en que se encuentran asentados. Otra de las actividades que se realizó fue la visita a la colonia, que finalizó con un mitin donde se informó que en Asamblea se había acordado llevar el nombre de Colonia Frente Popular Revolucionario.
Los resultados de la Jornada para la Colonia, son positivos. El Comité Estatal del FPR discutió la necesidad de que al Comité de Lucha se incorporaran más compañeros, de tal forma que quedó integrado por trece personas que fueron aprobados por la asamblea de colonos. Otro elemento positivo fue la reunión con el Gobernador del estado el 3 de marzo, donde éste instruyó al Director del INVISUR, de iniciar los trabajos para que la colonia se regularice.

Balance de la actuación del Comité de Lucha y su relación con el Comité de Desarrollo.
El papel que le toca jugar al Frente Popular Revolucionario en la Lucha por conquistar el Derecho a una vivienda digna tal como esta expresado en el Programa Mínimo, quedó claramente establecido en la colonia. En la Asamblea General de colonos es electo el Comité de Desarrollo que representa a la colonia, asume tareas de gestión y organización a fin de conseguir el derecho a una vivienda digna. El Comité de Lucha es la materialización del acuerdo y los esfuerzos de sus integrantes para orientar políticamente a los colonos y a su Comité de Desarrollo, para contribuir de esta forma a la consecución de sus demandas. Sin embargo el papel del Comité de Lucha no se limita a eso. Como instancia de base del Frente Popular Revolucionario realiza de manera conciente y voluntaria; el Comité de Lucha tiene la alta responsabilidad de convertirse en una escuela de formación política-ideológica y constituirse en el vehículo para luchar por las demandas de la masas y para incorporarlas a la lucha por la transformación revolucionaria de la sociedad capitalista. (Estatutos del FPR, Artículo 13)
Quedaron delimitadas las funciones del Comité de Desarrollo y el Comité de Lucha, para que no hubiera confusión de sobre qué aspectos sería responsable tanto uno como otro. Pero este acuerdo aceptado formalmente por todos no fue comprendido en toda su amplitud, lo que generó actuaciones que consideramos inapropiadas, como por ejemplo, en algunas situaciones se actuó sin el consentimiento de la Asamblea General. No se establecieron los mecanismos para evitar que se siguieran dando actos de corrupción que se generaron con anterioridad. Se generalizó la idea entre los colonos de que el Comité de Lucha es un espacio cerrado en el que sólo algunos pueden participar, cual si se tratara de una organización ajena a sus problemas o colocado por encima de sus necesidades o demandas inmediatas. Otra confusión que se presentó fue el no distinguir qué instancia era la responsable de ejecutar los acuerdos de la Asamblea.
Estas irregularidades se han ido corrigiendo, en la misma medida en que un mayor número de personas se incorporan a la discusión de los problemas y participan en la toma de decisiones. Hoy se avanza en la organización que se ha extendido al nivel de los jefes de manzana. Existen muchas irregularidades por sanear, pero de eso se trata precisamente, es decir, que un mayor número de colonos se incorpore a las actividades prácticas, en la discusión y toma de decisiones para llevar a buen final la demanda de una vivienda digna.
Perspectivas de organización y lucha.
El Comité de Lucha desde su fundación se ha ido reestructurando en función de la participación. El 19 de marzo se incorporaron diez compañeros más, que en su mayoría no se han integrado a las actividades. Hace falta que se valore la participación y ver quiénes en realidad asume la responsabilidad, falta nombrar a los representantes y a sancionar a los que no cumplan o asuman actitudes de corrupción o que no impulsen la organización democrática, de tal forma que la actuación del Comité de Lucha pueda convencer a la mayoría de los colonos de su justeza y de su necesidad.
A la colonos y al Comité de Desarrollo le compete la incorporación de los jefes de manzana a la toma de decisiones, la vigilancia del cumplimiento de los criterios de ocupación real y permanente de los lotes como condición de asignación, a la revisión permanente para evitar el acaparamiento y la negociación de los lotes, el control de las cooperaciones y la participación comunitaria. Todas estas tareas representa un importante paso para consolidar la organización interna; como garantía para avanzar en la lucha por la expropiación del predio. El Comité de Desarrollo requiere actuar con firmeza y decisión.
Finalmente es necesario precisar que cualquier logro económico que beneficie a los sectores obreros, campesinos o populares, no merma el poder económico y político de la burguesía. Los salarios continúan congelados mientras la carestía de los productos de consumo básico continúan incrementándose, en tanto estos funcionarios que dicen representar los intereses de la sociedad, se autorizan ellos mismos sus millonarios salarios, sin intimidarse ante la burla que esto representa para los millones de miserables que existen en el país. Convencidos que el gobierno que hoy tenemos no garantiza que el progreso que tanto pregonan, es decir, no representa nuestros intereses de mejores condiciones de vida, trabajo y estudio, debemos trabajar sin descanso por fortalecer la propuesta programática del FPR, de Gobierno Provisional Revolucionario que al instaurarse tome las medidas revolucionarias para el beneficio de los obreros y campesinos. Que garantice el trabajo para todos y amplia participación en la toma de decisiones sobre el rumbo que deba seguir el país a través de la Convocatoria a una gran Asamblea Nacional Constituyente Democrática y Popular, que elabore las nuevas leyes para consolidad la nueva sociedad a la que todos aspiramos.


Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 166

¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.