Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 166 de mayo 2003

 
 

 

Tijuana: La política del garrote y el transporte público.

 

Tijuana, B.C. Desde el mes pasado, fue dado a conocer el Plan de Vialidad y de Transporte por el Presidente Municipal panista, Jesús González Reyes. En esencia, se propone dar un golpe certero al transporte público, eliminando los taxis de ruta y beneficiando los bolsillos de los nuevos concesionarios del servicio de “taxis libres”, los cuales (por su costo), no son accesibles para los obreros y habitantes de colonias populares. En primera instancia, los “taxis libres” surgen como un negocio que involucra al mismo González Reyes y quienes poseen el control sobre dicho servicio. Con esto, también se busca minar a las mafias priístas en el transporte de la ciudad, pero sólo para sustituirlas por la mafia de los amigos del PAN. Dando, de paso, un golpe principalmente al corporativismo charro de la CTM, que domina a los trabajadores del volante. Hay que recordar que no es la primera ni la más escandalosa vez que un gobierno local beneficia en el estado a los funcionarios y sus compinches; el caso más sonado fue el de Mexicali, donde el Presidente Municipal compró las patrullas a precio excesivo en la franquicia Ford de la que es dueño el mismo Gobernador Eugenio Elorduy, todo sin por lo menos aparentar una licitación.
En los últimos días, González Reyes se ha manifestado por no dar marcha atrás al proyecto. En cambio, una nutrida movilización de taxistas de ruta, terminó en un violento enfrentamiento con la policía, tras querer reprimir y evitar la entrada de los trabajadores al Palacio, aún cuando dicha sesión de cabildo era por ley-, pública. Hay que apuntar que la escaramuza fue dirigida por los grandes charros, que no pierden la ocasión de utilizar el temor y el coraje de los taxistas ante la posible pérdida de sus trabajos, para utilizarlos como grupos de presión a favor del PRI en esta época electoral.

Por ello, los taxistas de ruta no deben de esperar nada de la CTM u otras sindicales charras. Tampoco de los sectores corrompidos del transporte público. La unidad de los taxistas, los obreros y colonos es prioritaria.
Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos días.

.]


Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 166

¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.