Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 166 de mayo 2003

 
 

 

FERTINAL:
Las enseñanzas de la lucha

 

 

Tomado de Hoja Obrera, órgano de la COORDINACION DE TRABAJADORES REVOLUCIONARIOS, en Lázaro Cárdenas, Michoacán, Suplemento No. 1, abril de 2003

La conclusión de la huelga de FERTINAL, en días pasados, trae varias lecciones y experiencias positivas y negativas que tienen que ser conocidas y debatidas por los obreros de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y por el movimiento obrero en general; ya que los charros, el gobierno y la patronal, se aprovechan de que los obreros se olvidan de las experiencias de sus propias luchas, cuando éstas deben servir para combatir al enemigo de clase: la burguesía.
La lucha de FERTINAL se libró bajo una ofensiva total en contra de los trabajadores: tuvieron que enfrentar a los charros y destituirlos para democratizar la sección 97 y enderezar la huelga; luchar contra la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y sus intentos por ahogarlos en las frías aguas del mar del legalismo; en el último período, luchar contra el gobierno perredista y su actitud a favor de la patronal o sacando a las calles a los granaderos, cuando creía necesario reprimir a los trabajadores; afrontando una lucha prolongada con la que trataron de desgastarlos, de dividirlos y de terminar con las fuentes de empleo de cientos de obreros, el objetivo del gobierno y los patrones era llevarlos, desde el inicio, a un movimiento que supuestamente representaba sus intereses, cuando lo pretendían era empujarlos a una situación donde perdieran todos derechos económicos y sindicales, su Contrato Colectivo de Trabajo y el empleo, para salvar la crisis financiera de la empresa, pero se enfrentaron con la resistencia digna de los trabajadores de FERTINAL, que no permitieron que pisotearan sus derechos.
A lo largo de estos 17 meses de huelga, los obreros tenían confianza en el gobierno estatal del PRD por las “ayudas”, que pretendían hacer creer a los trabajadores que defendía sus derechos, cuando su objetivo era usarlos política y electoralmente. Pero en los meses finales los hechos demostraron que la socialdemocracia (PRD), al igual que la derecha (PRI-PAN-PVEM, etc.), representan los intereses de la burguesía y que, si el movimiento obrero quiere avanzar, además de romper con el charrismo sindical, debe tener plena independencia de los partidos burgueses.
En el plano de la lucha sindical, los trabajadores demostraron que sólo colectivamente se puede democratizar un sindicato, desenmascarando a los dirigentes de pacotilla y a los entregados a los intereses del patrón: los charros; eligiendo en su lugar a trabajadores que desde su trabajo en la base se ganen el respeto y reconocimiento por representar de forma verdadera, honesta y democrática los intereses de la colectividad. Aprendieron también a lidiar contra el legalismo, oponiéndole la protesta callejera, el contacto con los pobladores y las organizaciones sociales, sindicales, democráticas y revolucionarias, que en todo momento les prestaron su apoyo.
La patronal quedó totalmente desenmascarada, pues sus objetivos son claros: imponer por la vía de los hechos la llamada reforma a la Ley Federal del Trabajo y, por eso, terminaron negociando la compra-venta del Contrato Colectivo con los dirigentes del Sindicato Nacional, ya cuando la desgastada lucha en FERTINAL no podía oponerse de manera decidida a esta ofensiva.
A lo largo de la huelga, las formas de lucha fueron evolucionando, los obstáculos legales que ponía la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje permitieron que las formas de lucha fueran de menos a más: el paso de pequeñas protestas legales, a la toma de la Junta Federal, el bloqueo del Puerto, la protesta en la sede del Sindicato Nacional, y las escaramuzas con las fuerzas represivas (GOE´s), muestran que los obreros deben ir pasando a diferentes formas de lucha.
Pero también se muestra que los obreros no se enfrentan sólo a un patrón en lo particular, sino a toda la clase burguesa, que por medio de las leyes, la policía, los charros, sus partidos políticos, etc. Tratan de derrotar al movimiento obrero.
Cuando los obreros actúan como un solo hombre, con objetivos claros y revolucionarios, se logra la unidad de lucha. La solidaridad proporcionada por la clase obrera y los trabajadores de Lázaro Cárdenas, SICARTSA, NKS, Ayuntamiento, maestros, IMSS, etc., muestra que, cuando la lucha obrera logre extenderse y generalizarse a toda la clase obrera, se logrará un cambio revolucionario, este país tendrá un verdadero cambio a favor de la clase obrera y las masas oprimidas. Ese es nuestro norte.
Al término de esta lucha que no logró detener totalmente la ofensiva contra los obreros de FERTINAL, tal vez deje un amargo sabor de boca para muchos trabajadores en el Puerto, pues de nueva cuenta estos sencillos obreros de Agroindustrias del Balsas se encuentran en la calle, sin empleo, algunos con la posibilidad de reincorporarse al trabajo cuando la planta reabra sus puertas y convoque a la mano de obra calificada a trabajar con otras condiciones laborales. Pero para los intereses del movimiento obrero, y en particular de nuestro país, la lucha incorpora a su historia la valiosa experiencia de FERTINAL, porque contribuyó a la unificación de los sindicatos del Puerto; demostró que es posible arrancar más allá de una liquidación constitucional; además, quedó presente en su conciencia la semilla del cambio revolucionario a favor de la clase obrera y la experiencia de lucha que servirá al conjunto de los trabajadores en futuras batallas contra la burguesía.
Esta lucha da claras muestras de que debemos confiar en nuestras fuerzas: la unidad y solidaridad de los obreros y todos los trabajadores, la necesidad de que todos los trabajadores del puerto eleven su nivel de conciencia para defender el empleo, el salario, las prestaciones sociales, pero si estas luchas no van de la mano en la lucha contra todo el sistema que nos explota y oprime, difícilmente cambiaremos la correlación de fuerzas a favor de la clase obrera. Hoy son tiempos de lucha, mañana de triunfos sobre la burguesía y todos sus vende obreros, hoy los empresarios piensan que su sistema es eterno, mañana los obreros con nuestra unidad y convicción de clase escribiremos en las paginas de la historia que el futuro nos pertenece, un futuro revolucionario y socialista.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 166

¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.