Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 165 Abril de 2003

 
 

Contra el gobierno lacayo del imperialismo, contra la monarquía impuesta

 

España: Organización Comunista OCTUBRE http://www.octubre.info/

El criminal ataque lanzado contra Irak, la masacre contra el pueblo iraquí, no tiene justificación alguna. Es un auténtico acto de rapiña y saqueo de un país independiente previamente desarmado. Es un auténtico genocidio.

Con su política de implantar su hegemonía a nivel mundial, con esta guerra <<preventiva>> no sólo injusta sino también ilegal según los mismos tratados internacionales burgueses; menospreciando a la ONU y violando su Carta Magna (al igual que hicieran Hitler y Mussolini con la Sociedad de Naciones poco antes de la II GM), al ignorar y menospreciar el sentir de los pueblos del mundo, incluido una buena parte del de los E.U., Bush, Blair y junto a ellos el fiel lacayo y lamebotas de Bush, Aznar, demuestran ser criminales de guerra. Título que ya ostentaban los dos primeros y que ahora también recae sobre Aznar, como anteriormente lo ganó Javier Solana.

Siniestro y al mismo tiempo patético es el papel desempeñado por Aznar: Ha mentido repetidamente y engañado, tanto a la opinión pública española como al Congreso donde el PP cuenta con la mayoría que le permite hacer todo tipo de enjuagues. Conforme al Derecho Internacional, Aznar cae de lleno en la definición de los que, <<deliberada y voluntariamente [...] participan de una u otra forma en la concepción y realización de actos calificados como crímenes internacionales>> (Manifiesto de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, de Universidades españolas).

Aznar hace y deshace a espaldas del pueblo, miente, y tergiversa y en eso no hace mas que seguir el ejemplo de sus predecesores. Aquí ante cuestiones sumamente importantes, no se ha consultado a los pueblos de España. Aquí se ha impuesto la monarquía como continuación del franquismo adobado con una pseudo democracia que suplanta la legalidad republicana que, ésa sí, fue votada por los pueblos de España.

Ahora, se entra en guerra (camuflando de acciones humanitarias lo que son acciones militares en la retaguardia), con un país, Irak, con el que España no tiene ningún contencioso, basándose en las <<razones>> de los EE.UU., los cuales recurren a mil subterfugios, incluido el de presentar ante la ONU pruebas falsificadas, para justificar su guerra de rapiña y ocultar sus propósitos de instaurar un protectorado estadounidense en Irak.

De Norte a Sur y de Este a Oeste, millones de ciudadanos españoles, han gritado su solidaridad con el pueblo iraquí su oposición al Gobierno y a su política antinacional, vendepatrias y de seguidismo hacia el imperialismo de los EE.UU. Empero, Aznar se niega a escuchar este clamor popular y tenerlo en cuenta. Con esa actitud prepotente, déspota, ha perdido la legitimidad que podía tener. El pueblo en la calle se la niega. Hora es ya de que se imponga la soberanía popular que el fascismo en 1939 arrebató a los pueblos de España y que todavía, pese a la transición llamada democrática, sigue secuestrada.

Aznar y su gobierno títere deben dimitir. El PP en su conjunto, al respaldar a Aznar en el Parlamento, viola también la Carta de las Naciones Unidas y <<... asocia al Congreso a la infracción internacional>> (Ibídem). Son cómplices de los crímenes de guerra estadounidenses en Irak.

El Gobierno ha violado también la Constitución del 78, Su Constitución, así como las cláusulas del referéndum sobre la OTAN. Con el Gobierno, incluso por encima de él, puesto que es el Jefe del Estado, Juan Carlos de Borbón y Borbón, rey impuesto, es cómplice de dichas violaciones. Al permanecer en silencio, lo que sólo puede interpretarse como aprobación y consentimiento, ante la alevosa actuación del Gobierno, el dos veces Borbón es moralmente culpable de crímenes de lesa Humanidad.

Las grandes movilizaciones populares contra la agresión imperialista en Irak han de continuar. Tamaña movilización debería plasmarse en objetivos más profundos y vitales para los pueblos de España, como es acabar con esta democracia tutelada por el déspota de turno. Hay que conquistar la verdadera democracia, del pueblo y para el pueblo. Para ello es preciso acabar con la Constitución del 78 y la monarquía decidida por Franco e impuesta mediante un consenso de sometimiento y claudicación.

Los pueblos de España no quieren esta monarquía, ni ninguna otra.

Necesitamos una República Federativa que cumpla los anhelos de autodeterminación en libertad.

¡Solidaridad con el pueblo iraquí!

¡Abajo el Gobierno del lacayo imperialista Aznar!

¡Fuera los Borbones de España!

¡¡Adelante por una República Popular y Federativa ¡!

Organización Comunista OCTUBRE

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 165


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!

vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.