Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com

Número 165 Abril de 2003

 
 

A impulsar la lucha anti-imperialista en nuestro país y el mundo

 

“Destrucción del dominio imperialista, desconociendo la deuda externa, nacionalizando las empresas extranjeras, rompiendo todo tipo de acuerdos onerosos para el país, etc., luchando en un amplio frente antiimperialista que englobe a todos los pueblos de la América y el resto del mundo.” Programa del Partido Comunista de México (marxista-leninista).

La guerra imperialista contra Irak está planteando a los pueblos la necesidad de enfrentarse a la oligarquía financiera internacional de manera revolucionaria. Recordemos que las declaraciones de independencia política y la entrega del control de cada país en manos de las burguesías nacionales históricamente no han resuelto el problema de la dominación imperialista ni mucho menos alejaron las consecuencias que trae la explotación capitalista para las masas.

Hoy las masas se movilizan siguiendo su instinto de lucha, su sentido de lo correcto, pero de manera espontánea, la tarea actual es encauzar esta efervescencia antiimperialista a un programa con banderas claramente antiimperialistas y objetivamente de alcances organizativos en la línea de la acumulación revolucionaria de fuerzas proyectada hacia la revolución proletaria.

El pacifismo que predican las corrientes socialdemócratas y revisionistas para llevar a las masas de nueva cuenta a la inactividad debe ser denunciado por su colaboracionismo con la reacción.

El pacifismo burgués y pequeño burgués buscan hacer de toda movilización una protesta sin mayores consecuencias. Lo reaccionario de esta forma de “luchar” está en que en aras de “la lucha por la paz” se descarta la violencia revolucionaria de las masas y su derecho a ejercerla, este tipo de pacifismo está en contra de la violencia en abstracto, de cualquier manifestación de la violencia, otorgándole fuerzas obscuras cuasi demoníacas. Los comunistas sostenemos que la violencia también tiene una envergadura de clase, la violencia se ejerce y se rige por intereses de clase, a lo largo de toda la historia las masas cuando han hecho prevalecer sus intereses ha sido a través de su violencia revolucionaria contra sus opresores. Reclamamos el justo derecho de los pueblos de Irak a defenderse de los agresores imperialistas, a expulsar de su territorio a los invasores angloamericanos.

El pacifismo burgués tiene escasos alcances para la lucha emancipadora por su resistencia a trastocar el régimen actual, éste se basa en premisas legal burguesas, premisas que ninguna tendencia política burguesa respeta ni respetará jamás ¿Hará falta demostrar esto? Sentimos que no, las conductas son por demás evidentes. De seguir en este espíritu pacifista, a lo sumo la guerra imperialista solo se podrá parar a cambio de una paz imperialista de anexión.

En torno a la movilización de masas actual en contra de la guerra, nuestro partido plantea que es necesario marcar un viraje de ésta haciendo avanzar las consignas antiimperilistas y agrupando a las masas en torno a la coordinación y luego organización frentista de carácter antiimperialista y revolucionaria. A la guerra imperialista hay que enfrentarla con la guerra de clases. El frente antifascista y antiimperialista es una tarea de alcances nacionales e internacionales.

Para esto, las fuerzas revolucionarias y progresistas debemos fijarnos una serie de puntos programáticos irrenunciables por sintetizar lo medular de una verdadera lucha contra el imperialismo internacional y sus lacayos:

1.¡Alto a la guerra contra Irak!, exigimos una paz democrática sin anexiones, sin reparticiones de su territorio, sin pago de “indemnizaciones” al imperialismo.

2.Que las superpotencias paguen al pueblo de Irak, Costa de Marfil, Afganistán, Palestina y todos aquellos que han sido objeto de agresión, las pérdidas ocasionadas por la guerra.

3.Que los ejércitos imperialistas se retiren de Medio Oriente y del resto de países que mantienen bajo amenaza.

4.Juicio político internacional a los imperialistas de todo el mundo y en especial a los gobernantes y oligarcas yanquis.

5.Eliminación total de los arsenales militares y reducción de los ejércitos de las superpotencias y todos los regímenes fundamentados en la explotación y opresión de las masas.

6.¡Alto a la diplomacia imperialista por traer tras de sí la defensa de los intereses del gran capital!

7.Libre autodeterminación de los pueblos del mundo.

8.¡No al pago de la deuda externa!, instrumento del imperialismo internacional para someter a nuestros pueblos.

9.Alto a los monopolios internacionales de todo tipo por fundamentarse en la más descarnada explotación y opresión de las masas trabajadoras.

10.La crisis internacional es responsabilidad de las instituciones del capitalismo, de sus leyes económicas, y de sus gobernantes, los pueblos no tienen por qué pagar sus consecuencias.

11.Abajo la política obscura y farsante del régimen foxista que busca tomar partido de la destrucción de Irak.

12.Confiscación de las riquezas hoy en manos de los imperialistas, a favor de nuestro pueblo.

13.Abajo el régimen proimperialista, Por un Gobierno Provisional Revolucionario.

14.Asamblea Nacional Constituyente Democrática y Popular.

La actual coyuntura que se presenta para las masas trabajadoras, en virtud de su odio a la guerra imperialista, las consecuencias gravosas para la seguridad, la estabilidad de los países y la crisis, debe superar su fase espontánea y la incertidumbre respecto del camino a seguir en la lucha considerando los puntos anteriores y otros que saldrán de las más amplias discusiones.

Los comunistas proponemos iniciar con la coordinación de las acciones y la discusión de estos puntos.

En lo referente a la agitación política antiimperialista, se requiere llevarla al seno de las masas, en sus sindicatos, en sus centros de trabajo, en las poblaciones, en sus escuelas, convocarles a la acción conciente, a la movilización organizada y a elevar las banderas.


Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 165


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.