Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com
Número 163 Enero de 2003
 
 
Un año más sin basificación
Para los eventuales del gobierno del D.F.

 

Pasó otro año y, los Trabajadores Eventuales al Servicio del Gobierno del Distrito Federal (TESGDF), seguimos en las mismas, pese a la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador de “basificar gradualmente a los 35 mil eventuales”, que no cumplió en lo más mínimo. Por el contrario, la situación laboral de los trabajadores es mucho peor, pues les obliga a realizar sus labores con menos material.

La Delegación Azcapotzalco, a finales del 2001 y principios del 2002, no compró material de trabajo argumentando que no había dinero, con el objetivo de utilizar todo el material de desecho y "ahorrar dinero", obligando a la plantilla laboral a sacar el trabajo hasta con las uñas. Sabíamos que sí había dinero, pues se compraron camiones, camionetas, maquinaria y ¡Hasta una perrera nueva!

En Azcapotzalco las autoridades hacen de las suyas al seguir jineteándo el dinero de la paga de los eventuales. El mes trabajado del 16 de noviembre al 15 de diciembre, lo pagaron hasta el 20 de diciembre, ¡nos aventamos un mes 5 días sin un centavo! Las "buenas autoridades", nos juntan las quincenas para que ¡nuestro mísero salario junto se vea un poquito más! Sería bueno cambiar de lugar con la delegada, los jefes de finanzas y nóminas. Para que prueben, les dejamos pasar un mes esperando su salario; después, les obsequiamos otro mes sin contrato; y, encima de esto, 30 días más para pagarles la primera quincena del contrato, que es lo que ellos nos hacen. La delegación se limpia las manos diciendo que el Gobierno Central no envía el dinero. Olvidan que los trabajadores no somos tontos, sabemos que el dinero para nóminas se programa antes que inicie el año y, por lo tanto, no puede faltar.

Ahora construyen un puente vehicular, arreglan camellones, pagan enormes cantidades a las constructoras que cambian las banquetas y hasta remodelan el edificio delegacional, y nos dicen que ¡no hay dinero! Bueno sería que si tienen dinero para eso también lo tuvieran para subir el salario de los eventuales que cobramos una miseria. Pero no, lo que les importa es promocionarse para un hueso más grande, por lo que no les es prioritario mejorar las colonias de los pobres, con vías de comunicación, agua, drenaje, escuelas, etc., sino les interesa gastar el dinero "donde se vea", "donde políticamente luzca", ¿Qué hay de las bases?

Remitimos a años atrás:

Hace muchos años, después de laborar más de 6 meses en el gobierno, el trabajador era basificado sin ningún problema. Después, el gobierno creó "plazas eventuales" para realizar el mismo trabajo, pagando menos salario y prestaciones, sin reconocer antigüedad, quedando peor que los de base. Pero aún así, para ellos significaba “un gasto enorme” , por lo que decidió crear el programa de “eventuales extraordinarios”, con un salario bajísimo, sin prestaciones, como aguinaldo, equipo de trabajo, lavado de ropa, vales, vacaciones pagadas, vestuario, ISSSTE, SAR, días económicos, etc. Así, el gobierno se hizo de mano de obra más barata, se deshizo de la obligación de basificar al super-explotando eventual. El descontento y la movilización de los eventuales obligó al gobierno a que les dieran ISSSTE y aguinaldo, pero el gobierno "democrático" del PRD persiste en no basificar a los trabajadores, para lo cual congelan las plazas de los que se jubilan, pensionan ó fallecen, además de que contratan el servicio de empresas constructoras que se llenan las bolsas de ganancias con la super explotación, también de otros eventuales.

Estas son algunas formas a las que recurre el gobierno para no basificar. Sin embargo, requiere de los servicios de los eventuales para realizar los trabajos más sucios y pesados, que las constructoras no están dispuestas a realizar. Por ejemplo, las constructoras que cambian las banquetas, sólo colocan las tapas de las coladeras, la tubería de drenaje corre a cargo de los eventuales. Eso si, cuanta banqueta tienen en frente la rompen y la hacen nueva, aún cuando no sea necesario, ya que les conviene, pues cobran por metro.

Nos damos cuenta que el gobierno del PRD no siente obligación de basificar a los eventuales. No lo hará, a menos que los propios trabajadores le obliguen hacerlo ¿Qué pasó con la promesa de López Obrador? Nada le obliga a cumplir con su palabra empeñada a los pobres y explotados. En campaña López Obrador utilizó la necesidad de los eventuales para ganar votos; después dijo que se haría gradualmente; pasa un año, con movilizaciones ganamos el ISSSTE y aguinaldo; otro año, y no vemos nada. Para 2003, en el presupuesto no existe ningún rubro para basificación. Está demostrado, la prioridad de López Obrador es ejercer el gasto donde le reditúen votos y tenga contentos a los ricos, donde estreche lazos con monopolios como TELMEX, CEMEX e ICA donde apantalle la obra aunque no se necesite, menos basificar a los trabajadores, porque eso no reditúa ganancias a los ricos ni le da ventajas políticas. Por eso, tenemos que obligarlo a que cumpla con su palabra, organizarnos para exigir lo que nos pertenece, o no nos tomarán en cuenta.

¿Qué dice la ley en torno a los eventuales? La ley establece que puede haber contratos de base y eventuales. La ley no reconoce contratos de eventuales “ordinarios” ni “extraordinarios”, el gobierno se sacó de la manga estos contratos. La ley menciona lo siguiente: CONTRATOS DE BASE: tienen derecho a ser contratados como de base quienes laboren más de 6 meses en el mismo lugar. CONTRATOS EVENTUALES: el patrón podrá contratar a trabajadores por tiempo determinado y para obras o servicios determinados que no excedan de 6 meses.

Existe una jurisprudencia que menciona: si el patrón contrata los servicios de trabajadores con contratos eventuales por determinado tiempo y para determinada obra y una vez terminado el contrato vuelve a contratar para otro periodo al trabajador para realizar el mismo trabajo o la misma obra, quiere decir que la materia de trabajo continúa y por consiguiente el trabajador tiene derecho a ser basificado si sus contratos exceden más de 6 meses, de hecho hay algunas empresas que operan con el gobierno del D.F., durante años y se basan en esos argumentos para escamotear nuestros derechos. Bien, para tener derecho a ser basificado el trabajador deberá laborar más de 6 meses; para evadir la Ley el gobierno extiende contratos por 3 y 5 meses 29 días; pero, persiste la materia de trabajo y se nos vuelve a contratar para realizar las mismas funciones. Sin duda, hay continuidad laboral, el trabajador tiene derecho a ser basificado, laboramos más de 6 meses, por años, sin importar las veces de contrato y vuelto a contratar.

Dicen que “Las leyes se hacen para violarlas”, y el propio gobierno que las hace las viola. Pero ese hecho, por cotidiano que sea, no da razón a su ilegalidad. Existe la forma de que un sencillo trabajador obligue al gobierno a respetar sus derechos, esa forma es juntándose con sus demás compañeros, para luchar organizadamente y exigir con la movilización que respete la Ley. Urge que nos organicemos para obligar al gobierno-patrón a que nos basifique, de lo contrario pasarán más años, pasará la vida y, nosotros, seguiremos en las mismas.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 163


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.