Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

     
 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com
Número 162 Diciembre de 2002
 
 
¿QUÉ NEGOCIARON FOX Y EL PRI EN EL PEMEXGATE?

Aún hay mucho por ver. El hecho que en la cámara de diputados dejaran de lado quitarle el fuero a Carlos Romero Deschamps, y, antes, desvincular Pemexgate de las demandas obreras, desactivando la amenaza de huelga, sentándose el gobierno que "persigue la corrupción" con Romero Deschamps que, a espaldas de los trabajadores acuerda el aumento salarial y las condiciones laborales, evidencian el tráfico de intereses para su beneficio común.

Con lo anterior, el Pemexgate lo desplazan a la esfera legislativa, electoral y judicial, junto a los Amigos de Fox, con sus implicaciones al 2003, donde podrán continuar exhibiendo el podrido sistema electoral, legislativo y judicial con la peculiar desvergüenza que les caracteriza, podrán caer o subir de las curules, ir a la cárcel o quedar impunes, mantendrán sus desacuerdos o, como siempre, en sus alcobas se unirán. Pero todo eso, para ellos, es mejor que "jugar con fuego", al hacer participar a los obreros de PEMEX en sus enredos. Es claro que, para los trabajadores, existe un enorme costo económico, laboral y político con esta traición, que es igual a las ganancias imperialistas obtenidas por un contexto internacional sin huelga obrera en México, lo que seguramente repercutió en la baja de los precios del oro negro, en un momento en que Estados Unidos prepara la guerra contra Irak, requiriendo de la cuota de petróleo mexicano, más una sobredotación en el momento que estallen las bombas gringas sobre suelo iraki.

¿Cuáles son las ventajas para el PRI? En el plano político, retiene la hegemonía del control sobre los trabajadores petroleros. Sin la participación ya de las masas obreras, el Pemexgate no deja de ser un asunto complejo, la persecución de los ex-funcionarios de Pemex, de los charros, de la dirección prísta, de Labastida y aún de Zedillo, tocan puntos sumamente sensibles del viejo sistema, aún fuertemente estructurado vertical y horizontalmente. La negociación incluyó publicidad para Fox, declarándole triunfador del round, que entre tanto desatino le era urgente, con lo cual además se aparenta división y debilitamiento en el PRI y de los charros, dando un contexto apropiado a la traición que sufrirían los obreros de la paraestatal, cerrando paso a cualquier expresión de descontento fuera de su control.

Los obreros saben que los charros son unos traidores, que les han vendido con la patronal, venden los puestos de trabajo, que despilfarran los recursos sindicales, persiguen violentamente a los luchadores petroleros y se montan en la fuerza obrera para obtener curules, etc. Pero la falta de una dirección de vanguardia que organice y dirija su lucha, les conduce a someterse a sus maniobras con marchas de acarreo donde se tiene el permiso de expresar descontento, siempre y cuando se exprese apoyo al charro mayor. Esta claro también para los obreros petroleros y el pueblo de México que el emplazamiento a huelga tenía el objetivo de parar en seco las pretensiones de Vicente Fox de empujar al PRI a fin de garantizar un triunfo mayoritario al PAN en las próximas elecciones, al mismo tiempo que daba un golpe estratégico, no sólo en el sentido de las aspiraciones salariales de los petroleros, de las condiciones de trabajo y el contrato colectivo, sino también este escenario se convertía en un espacio privilegiado para amarrar acuerdos en torno a las contra reformas laboral y energética. En efecto, con los obreros de PEMEX amenazando acción, Fox tuvo que negociar con un PRI en colapso que, en el borde del bote, se resiste caer al basurero de la historia. ¿Qué enjuagues habrán hecho? Pronto se verá.

Con esta negociación los que pierden son los obreros, que no fueron tomados en cuenta, llana y simplemente, porque nunca se les toma en cuenta. De nuevo, la decepción empuja a la apatía. Si se va o se queda Carlos Romero Deschamps y cía, es un asunto secundario, pues se quedan los charros en el STPRM, cualesquiera que sean, y eso es lo fundamental para el PRI que, ahora, nuevamente agrupa fuerzas en torno a Romero, que se quede o se vaya, no es trascendente, desde el punto de vista de los intereses obreros; es posible que las relaciones sindicato-empresa varíen, pero lo que no estarán dispuestos a perder los priístas es el control del sindicato.

El PRD, en su afán de mantener su imagen de oposición con fines electorales ataca al PRI, ahora con maniobras legaloides, totalmente alejado de la participación de las masas obreras, se coloca, a fin de cuentas, al lado del PAN-Fox. No es que se esté a favor del PRI, sino que es importante no perder de vista la confluencia de la socialdemocracia con los intereses de la derecha, actuando como su peón. Véase en otras facetas su programa de tolerancia cero, su política anti-laboral en contra de los trabajadores del Departamento del Distrito Federal, a golpes arrojando a la calle a los colonos pobres, mientras que a las ricas residencias de invasores del bosque de Chapultepec, apenas con bisturí hace algunos recortes a sus grandes posesiones como actos meramente propagandísticos para continuar azotando al pueblo.

La fuerza obrera de esta industria no podrá ocupar su lugar y cumplir sus tareas democráticas y revolucionarias en el contexto de los cambios que se están viviendo en el mundo, sin antes deshacerse de la influencia del PRI y de los charros, lucha en la cual sólo las masas en acción lograrán este objetivo. Sin una dirección clara y un movimiento de masas los obreros de PEMEX no podrán avanzar. La obligación de los comunistas es desplegar una lucha abnegada, decidida, de cara a las masas, para lograr dotar a éstas de una dirección de vanguardia en la cual los obreros puedan confiar, una dirección que unifique todo el descontento y que les haga avanzar al triunfo de sus demandas económicas y políticas.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 162


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com


 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.