Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com
 
 
Número 162 Diciembre de 2002
 
 

Una página de la lucha
de clases en México
ELECCIONES EN GUERRERO

En el reciente proceso electoral, celebrado el 6 de octubre pasado, para renovar 76 de 77 presidencias municipales y 46 diputados locales en el estado de Guerrero, participaron en alianza con otros o por cuenta propia 10 partidos políticos y sufragaron alrededor de 1 millón 200 mil electores. El dulce sabor de boca del PRD, con un importante avance, perdurará por buen tiempo, porque la fiebre electoral continúa con la próxima jornada federal y la renovación posterior del titular del ejecutivo estatal.

El PRD gobernará 28 municipios (incluidos Acapulco, Iguala y Zihuatanejo), y tendrá 17 diputados en el congreso local; en alianza con el PT gobernará Chilapa de Álvarez, que también está entre los municipios más importantes. La alianza PRI-PVEM gobernará 40 municipios, entre ellos la Capital, Chilpancingo, y estará representado con 21 diputados en el congreso, el PAN quedó con 4 diputados y Convergencia por la Democracia con 2. Las cifras del IFE señalan que los sufragios emitidos representan 60% del padrón electoral, que interpretan como “avance contra el abstencionismo”, lo que debe tomarse con reservas, pues para todos es evidente la existencia de un sistema de corrupción, de prebendas, de manipulación de datos, a tal grado, que los partidos políticos se han convertido en expertos para hacer votar a todos ¡Hasta a los muertos!

Las elecciones están muy lejos de reflejar las aspiraciones de las clases explotadas, de los campesinos y los obreros, la organización electoral sólo cumple "eficientemente" la función de fortalecer los mecanismos de control y dominación política. A través de los partidos proyectan la falsa imagen de "amplia" democracia, sin cuestionar la explotación capitalista del trabajo asalariado y la forma en que se produce y se distribuye la riqueza. Las preferencias electorales en Guerrero las compartieron el PRI y PRD, ambos servidores de la burguesía, lo que permite prever que la falta de oportunidades de empleo, la alta migración a otros estados en las zonas rurales, la persistencia de los bajos salarios y en general la agudización de las condiciones de vida, no tienen visos de solución, por el contrario, la reducción federal del gasto social traerá mayores sufrimientos al pueblo.

La razón de ser de estos partidos se limita a confrontarse entre sí para obtener el control de la administración gubernamental, se rigen bajo la orientación general de preservar el derecho de propiedad sobre los medios de producción y de preservar el derecho de la clase burguesa de explotar a la clase obrera y campesinos pobres. Al constituirse y obtener sus registros, estos partidos aceptan regirse bajo las reglas del juego electoral, que limitan la iniciativa y participación popular en la búsqueda de mecanismos que permitan tomar en sus manos de manera efectiva dichos procesos y que, en esa misma medida, se llenan de vicios y corruptelas de los que salen beneficiados únicamente los principales dirigentes de esos partidos. Convirtiendo el trabajo electoral en ver quien puede arribar a los puestos o cargos de representación, para definir la carrera personal de los políticos.

Más allá de la emisión del voto, los ciudadanos nada pueden decidir, su “papel de protagonista principal” adquiere preponderancia semanas antes de la elección y culmina el día de la emisión del voto. De este periodo están llenas las páginas de los diarios de crónicas donde los partidos políticos trafican no solamente con la miseria extrema de las clases y sectores de clase sino con la condición humana de las masas. En este período las masas empobrecidas se hipotecan por una despensa, un desayuno, o la mayoría de las veces tan sólo por promesas que nunca son cumplidas.

Por fuera del circo electoral, emerge en Guerrero un movimiento reivindicativo de masas. El FPR lucha por orientar la acción de las masas hacia la construcción de una organización que luche por mejores condiciones de vida, trabajo y estudio; la organización es necesaria para obtener mejores salarios, constituir organizaciones sindicales de clase y revolucionarias, para obtener un espacio donde edificar una vivienda digna, conquistar tierra para los campesinos y se propone trabajar por la unidad con todos los sectores de clase explotados, para desterrar para siempre las condiciones actuales de explotación del trabajo asalariado.

En Guerrero los comunistas trabajamos por despertar a las masas, para que tomen en sus manos las riendas de su destino y que dejemos de ser hombres y mujeres desechables, despellejables, prescindibles. Los parias, que nada tenemos que perder, más que nuestras cadenas de opresión y explotación, aspiramos a ganar un mundo nuevo y una tierra justa, gobernados por obreros y campesinos quienes, con su fuerza e inteligencia, le darán vida y futuro al pueblo explotado y oprimido.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 162


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.