Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com
Número 162 Diciembre de 2002
 
 
FERTINAL


EN LA LUCHA CALLEJERA VENCERÁN LOS OBREROS DE FERTINAL

A un año de huelga en la Capital del Acero en México

Nuevamente, los obreros de “AGROINDUSTRIAS DEL BALSAS, S.A. DE C.V.” (FERTINAL), han dado muestras de combatividad a un año de huelga. Ante la cerrazón de la patronal, la complicidad de las autoridades laborales y la demagogia gubernamental, a los obreros petroquímicos no le dejan otro camino que radicalizarse para hacerse escuchar y demostrarle al sistema que en las filas de la Sección 97 del Sindicato de la Industria Química, Petroquímica, Carboquímica no hay derrota. Para ello, se vieron en la necesidad de bloquear la Ciudad de Lázaro Cárdenas Michoacán, el jueves 14 de Noviembre, mismo que fue levantado el viernes 15 con algunos saldos positivos.

La huelga que iniciaron 514 trabajadores de FERTINAL, en su transcurso ha dejado innumerables enseñanzas en la conciencia de los obreros. El Sindicato Nacional y autodenominado Sindicato de Trabajadores de la Industria Química, Petroquímica y Carboquímica, Similares y Conexos de la República Mexicana, de la CTM, encabezado por el charro Gilberto Muñoz Mosqueda , emplazó a huelga a la empresa con la finalidad de proteger los intereses del patrón Fabio Covarrubias Piffer, quien se encontraba endeudado con varios acreedores tales como: PEMEX, Nacional Financiera, Bancomext y el desaparecido Banco Unión. Esto llevó a que durante la huelga, la CTM llevara un mal proceso legal y entonces, el sindicato que había aplicado los estatutos a los conflictivos e indisciplinados en contra de las instituciones, de la Confederación, del PRI, de la Constitución y el sistema, (Capítulo I de los Estatutos sindicales) y les aplicaba la cláusula de exclusión, (Capítulo XIII del CCT) a este mismo sindicato, los trabajadores le aplicaron los estatutos y en particular los incisos XIX, XX y XXI del programa de acción que establece la lucha por “el respeto absoluto al derecho de huelga, la democracia sindical y el predominio del interés colectivo sobre el interés individual”, destituyendo al Comité de la Sección 97, encabezado por Jesús Salvador González y nombrando un nuevo Comité elegido democráticamente.

Con su nuevo comité, los trabajadores definieron una estrategia de lucha y combatividad, no sin enfrentarse a quienes no entendían esta fase y se mantenían fieles al anterior Comité Seccional, se enfrentaron a las influencias patronales y cetemistas en los tribunales laborales.

Los trabajadores salieron de su estado, rumbo a la Ciudad de México, instalaron un plantón en el Zócalo del Centro Histórico, se manifestaron frente a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Secretaría de Gobernación, tomaron durante 24 horas las Juntas de Conciliación y Arbitraje Federal y Local, instalándose en plantón en esta última.

Las autoridades por su parte, después de 9 meses, declararon la imputabilidad de la huelga al patrón, han dado largas a la entrega de la Toma de Nota del nuevo Comité Seccional y otorgaron un amparo al patrón ante la resolución favorable de la Junta Federal a los trabajadores. Por su parte el Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato, que estuvo otorgando 30% del salario a los trabajadores, del fondo de resistencia, aunque en calidad de préstamo y a cobrar en su momento, retiró este apoyo de manera antiestatutaria, con el fin de hacerles desesperar y obligarlos a aceptar el cierre de la planta y la liquidación de todos. Los obreros de la petroquímica incrementaron la lucha y tomaron la caseta de cobro de la autopista que comunica la Ciudad de Lázaro Cárdenas con el resto del País.

A un año de huelga y bajo la exigencia de una pronta solución, los obreros de FERTINAL conmemoraron con combatividad y el 14 de noviembre prácticamente tomaron Ciudad Lázaro Cárdenas, Michoacán, la Capital del Acero en México, como se le conoce. Los trabajadores habían anunciado mes y medio antes, que tomarían el puerto si el gobierno federal no ofrecía una salida, por lo que al vencerse el plazo, la Policía Federal Preventiva (PFP) entró la noche anterior a resguardar las instalaciones portuarias con el apoyo de la Secretaría de Marina, los obreros no tuvieron otra opción más que sitiar la ciudad por tierra. El gobernador del estado, Lázaro Cárdenas Batel, al igual que el gobierno federal, mostró su lado represivo al solicitar al gobierno federal “valorar la magnitud del conflicto”, con lo que en los hechos solicitaba la entrada de la PFP y al intimidar y amenazar con el Grupo de Operaciones Especiales (GEO) de la policía estatal la acción de los sindicalistas, obligándolos a negociar y planteando abiertamente ante los medios que el apoyo económico que ha brindado el ejecutivo estatal al movimiento no es por solidaridad, sino porque nos preocupa la gobernabilidad.

La acción obligó al gobernador a mediar en el conflicto que quedo en manos del Secretario de gobierno, Jorge Reza, en coordinación con el Subsecretario de Gobernación, Ramón Martín Huerta y también obligó a emitir declaraciones al Secretario de Gobernación, Santiago Creel, en torno al conflicto. Aunque este último ya habla de liquidar a toda la plantilla laboral y las promesas de solución no van más allá de una audiencia con Fox el 13 de diciembre, donde supuestamente el gobierno federal tendrá una decisión clara y precisa. Fox ya habla de decisiones, no de una propuesta, lo que indica que no toma en cuenta la opinión de los trabajadores, por lo que debemos estar atentos a lo que pueda suceder durante esta tregua y el mismo 13 de diciembre. En esta ultima movilización obrera, el anterior Comité Seccional quiso aprovechar las posibilidades de represión e incluso las alienta con señalamientos policiacos a los activistas más destacados. Esto obligó a los trabajadores a cerrar filas en torno a su Comité Seccional elegido democráticamente y aceptar la negociación, pero siempre alertas y sin confiar plenamente en las promesas. Solo es una tregua donde los obreros le dan al gobierno la última oportunidad de solucionar el conflicto. De lo contrario, se volverá a saber de ellos con nuevas demostraciones para ser escuchados.

Durante este último proceso, el pueblo trabajador de Lázaro Cárdenas cerró filas en torno a los trabajadores de manera solidaria, así lo manifestaron el Sindicato del Ayuntamiento, los trabajadores de NKS, el sindicato de CAPALAC, los choferes del transporte urbano, la Sección 18 del SNTE, la Sección 21 del Seguro Social, los de la Secretaría de Salud, del CONALEP, del SITASPE, del INEGI, del Sindicato Siglo 21, del Transporte PARICUTIN, los trabajadores y empleados de la Universidad Michoacana, la Asociación de Profesores “José Ma. Morelos”, las casas de estudiantes “Lenin”, “utopía”, “2 de Octubre”, “Isaac Arriaga”, la Normal Rural “Vasco de Quiroga” de Tiripetío Michoacán, la comisión indígena de CHARO, la CNPA, la AUD, la Asociación de Comerciantes “MORELIA”, la Asociación de Trabajadores del Estado de Michoacán y muchos mas, organizados y no organizados, como se demostró en la marcha que realizaron hacia el Palacio Municipal el Viernes 15 de Noviembre, donde fueron recibidos por pobladores del lugar y acompañados durante el trayecto por el FRENTE POPULAR REVOLUCIONARIO, quienes reiteraron de esa manera, en la práctica, su compromiso con las mejores causas de la clase obrera.

Así conmemora la clase obrera consciente un año de huelga, con combatividad, con coraje, con entrega a la lucha y a su compromiso con la historia; donde no faltaron los lazos de hermandad como clase, simbolizados en un pequeño pastel y una vela y que representan, sin discursos, ni demagogias como los intelectualoides acostumbran, un autorreconocimiento que se hacen como obreros, por mantenerse en una lucha que les ha enseñado a distinguir sus propios intereses de los mezquinos intereses de los capitalistas. Pero no todo es color de rosa y existen algunos, por fortuna unos cuantos, donde ha hecho mella el cansancio y ruegan, casi imploran, desesperados por el hambre, aniquilados en esta lucha de clases, desahuciados y cansados ya, de este maldito país: Cuando menos tenemos que sacar para pagarle al pollero, con un año de huelga ya no tenemos a quien pedirle prestado para el “cruce”.

Las tareas actuales de los trabajadores se llevarán a cabo con la construcción de corrientes sindicales revolucionarias, con el combate al charrismo y a la conciliación de clases que pregonan los oportunistas, con la propaganda revolucionaria que eleve la conciencia de clase de los obreros y combata las posiciones derrotistas, con la unidad de los trabajadores bajo el desarrollo de un sindicalismo que no solo reivindique las demandas económicas, sino que contribuya a la organización revolucionaria de la clase obrera en la lucha por su emancipación.

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 162


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.