Make your own free website on Tripod.com
inicio
inicio

Inico
Documentos Centrales
Vanguardia Proletaria
Documentos de Análisis
Biblioteca
Enlaces
Contáctanos

Optimizada para una visualización
de 800x600

 


página descontinuada
Nuestro nuevo sitio

http://www.pcmml.com
 
 

Número 162 Diciembre de 2002

 
 
Por estos días
Bush, los Republicanos de USA, los fascistas y reaccionarios del mundo, están de plácemes.
Haber predominado en las elecciones y controlar el poder del Estado norteamericano le permite a Bush II, armar un programa y una estrategia que le posibilite un segundo mandato y consolidar su hegemonía tanto dentro de la Unión Americana como fuera de sus fronteras en tanto que país imperialista.
Si bien es cierto que la “Guerra contra el Terrorismo” fue el programa de campaña de los republicanos, para generar entre el electorado un sentimiento de “sólo Bush nos salva contra el eje del mal”, ahora con el triunfo, esa “guerra” la van administrar de tal manera que Washington y en particular la fracción imperialista que representa el Presidente norteamericano, se coloquen a la cabeza de una nueva oligarquía financiera mundial, que rediseñe el mapa geopolítico del planeta por la buenas y si no también por la malas. Esta es la agenda más urgente para el imperialismo yanqui pues la lucha de clases en su patio trasero le aconseja que hay que administrar esta agenda con bastante prisa pues los ejemplos de Hugo Chávez y Lula pueden salirse del control democrático-burgués y por lo tanto del control imperialista.
La Guerra por el petróleo (encubierta con cualquier otro nombre), va adquirir diversas formas: militares (desde luego), diplomáticas, de inversiones, de acuerdos comerciales, de ayudas humanitarias, de “compromisos contra la pobreza y por el desarrollo”, de préstamos, etc. Con nombres concretos en cada rincón de la tierra.
Por eso, no es extraño que una vez pasadas las elecciones donde la fiebre guerrerista era el principal incentivo electoral, ahora Bush, en un aparente concesión al régimen de Irak (sin dejar de blandir la espada de Damocles sobre el pueblo iraquí) firma un acuerdo conjunto con los imperialistas franceses en el que, aparentemente, acepta no intervenir militarmente hasta en tanto los inspectores de la ONU no rindan un informe sobre la producción de armas de exterminio masivo que supuestamente produce el gobierno de Saddam Husein. En la propuesta presentada a la ONU de manera conjunta entre Estados Unidos y Francia, se exige un término inmediato de desarme de Irak.
Esta salida, pone por un lado a Francia como el interlocutor de la CEE frente a Estados Unidos en el tema de la guerra y permite a los yanquis maniobrar con los “indecisos” para presionarlos hacia una salida en la dirección que ellos quieren, es decir en una mejor ubicación estratégica por parte de Bush, para el control del petróleo mundial.
Por lo pronto, para Fox y Castañeda, esta salida, les produjo un cierto alivio pues, en caso de que el gobierno yanqui se hubiera embarcado en la guerra, no les hubiera quedado otra alternativa mas que apoyarlo aún a pesar del desprestigio que esto acarrearía para el gobierno foxista. Ahora, le dirán a Bush, que en realidad estaban con el pero que había que justificar la intervención contra el pueblo iraquí.
En el ámbito nacional, el gobierno de Fox, también busca una tregua con el PRI y el PRD, por un lado para sacar adelante la Ley de Egresos y el presupuesto de egresos para el 2003 y por otro, para definir la táctica y la estrategia hacia las elecciones legislativas de ese mismo año, que les permita tener una mayoría en la Cámara de Diputados Federal.


Así están las cosas por estos días...

 

Volver al índice del Vanguardia Proletaria

Regresar al No 162


¿Quiéres recibir el periódico Vanguardia Proletarria vía e-mail cuando salga un nuevo número?

¡ INSCRÍBETE!
vanguardiaproletaria@yahoo.com

 
 


Documentos centrales, Vanguardia Proletaria, documentos de análisis, biblioteca, enlaces, contáctanos.